La voz de Alexis

Alguien: ¡siempre en género neutro!

Alguien

Hace un par de días publiqué en Facebook la siguiente frase: «Quiero enamorarme de alguien cariñoso, atento, alegre, comprensivo, amable, modesto y agradecido», lo cual hizo pensar a muchos que soy homosexual (y no: no lo soy. De hecho, me gustan tanto las mujeres —y sólo las mujeres— que si fuera mujer sería lesbiana). A raíz de ello, algunos me escribieron en privado, e incluso una persona a la que le tengo un gran afecto me eliminó de su lista de amigos (cosas que pasan 😞). Bien, el punto es que la frase tenía «trampa»: la escribí a propósito para ahora poder explicar, mediante un ejemplo práctico, lo que puede llegar a ocurrir producto de algo que sin mala intención se hace de forma recurrente y que no debería hacerse porque está mal, muy mal.

Les quiero hablar de la palabra alguien. Esta hermosa partícula gramatical es un pronombre que posee el encanto de actuar siempre de manera indefinida. A consecuencia de ello, es imposible que su uso haga variar paradigmática o morfológicamente al adjetivo que predica sobre ella. (En buen cristiano, todo adjetivo que acompañe a alguien lo hará invariablemente en género neutro, género que en nuestro idioma se expresa mediante el uso del masculino).

Basándonos en lo anterior, y volviendo a la frase que dio origen a todo este meollo, al decir: «Quiero enamorarme de alguien cariñoso […]» no se está haciendo alusión alguna al sexo de la persona a la que se refiere el pronombre (alguien). Es más: si yo dijera *Quiero enamorarme de alguien tierna, lo cual es incorrecto, estaría develando que la persona aludida por el pronombre es mujer, acción que haría que la palabra alguien perdiera su cualidad de indefinido. (Aprovecho de aclarar que coloqué ahí un asterisco porque este signo, antepuesto a una determinada construcción, sirve para indicar que la misma es «agramatical», es decir, imposible gramaticalmente por incumplir alguna de las reglas del sistema de la lengua).

Por lo mismo, la típica frase de broma que se suele decir a la novia: «*Parece que alguien está enojada» es, ¡acertaron!, incorrecta (siento aguar la fiesta 😅). Obviamente, al ser dicha como debe ser (Parece que alguien está enojado), esta frase pierde todo el sentido lúdico, ya que la carga connotativa de la misma recae en hacer patente que es ella (la chica) quien está enojada; pero, bueno, así son las cosas.

Y esto no termina aquí: ahora es cuando les traigo el mayor quebradero de cabeza: en un caso hipotético, si uno ingresara a una sala que estuviera llena de mujeres y preguntase: «*Alguien ¿está embarazada?», ¡lo estaría haciendo mal, mal, mal! Lo correcto, en ese caso, sería siempre preguntar Alguien ¿está embarazado? (¡Sí: en masculino —que, cabe recordar, en este caso hace de neutro—, aunque suene raro, desconcertante o incluso fatal! [lo que se debe a que estamos tan habituados a la manera incorrecta que la correcta nos deja perplejos]). Siempre he pensado que la costumbre es un ente al que hay que temerle, dado que tiene el poder de hacernos ver lo malo como bueno, o lo erróneo como verdadero (y lo bueno como malo, desde luego). Como muestra de ello, hice sendas búsquedas en Google para las oraciones *Alguien está embarazada y Alguien está embarazado, y tanto es así que el buscador me arrojó 23 300 resultados para la primera —la incorrecta— y apenas 2280 para la segunda —la correcta—.

Ya para finalizar, y por ser éste el primer artículo de este blog, me tomo la libertad de agradecer a todos los que lo han leído. A través de este medio enseñaré muchas cosas interesantes (¡no únicamente sobre gramática, sino sobre una amplia amalgama de temas!). E insisto: ¡¡soy hombre y quiero enamorarme de alguien cariñoso, atento, alegre, comprensivo, amable, modesto y agradecido (y no soy gay)!!

¿Te ha gustado este artículo? ¡No olvides compartirlo!

Un poco de difusión me vendrá muy bien para llevar a cabo mi plan de compartir mi conocimiento 😉.


¡Suscríbete y no te pierdas ningún artículo!

Ingresa tu dirección de correo electrónico, y te notificaré cada vez que un nuevo artículo sea publicado.

Nota: Si en el futuro deseas cancelar tu suscripción, podrás hacerlo cuando gustes mediante cualquiera de los correos que recibas desde este blog.

Alexis

Soy amante de la informática y programador freelance de profesión (conoce más de ello en Ohsistemas). También me dedico ampliamente a la calistenia, a la producción musical, al desarrollo de videojuegos, a leer artículos de paradojas y curiosidades matemáticas, a dominar la gramática española y al estudio del idioma japonés.

A través de este blog —y de otros medios— enseño mucho de lo que sé. Pienso que lo que nos hace grandes es transmitir nuestros conocimientos, superar nuestros límites y acentuar las relaciones personales.

Alexis

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Nombre:

Dirección de correo electrónico (Opcional*):

URL (página web, blog, red social, etc.) (Opcional**):

Mensaje:

* Escríbela si usas Gravatar. (No será publicada).

** Escríbelo si deseas que los demás usuarios accedan a él al hacer clic en tu nombre.